En la mitología nórdica Hugin y Munin, son un par de cuervos asociados con el dios Odín. Hugin y Munin viajaban alrededor del mundo recogiendo noticias e información para Odín. Hugin es el pensamiento y Munin es la memoria. Ambos eran enviados al alba a recoger información y regresaban por la tarde. Se posaban en los hombros del dios y susurraban a sus oídos todas las noticias.1​ Es debido a estos cuervos que el kenningar (Hrafnaguð) dios cuervo se utilizaba para referirse a Odín.

Desde el período de las migraciones (siglos V y VI) se encuentran representaciones antropomórficas en bracteatos de oro como DR BR42 de Funen, Dinamarca, donde aparece una figura humana a caballo, equipada con lanza y acompañada de dos aves. La presencia de ambas se identifica a Hugin y Munin acompañando a Odín. Como se detalla en la Edda prosaica, los cuervos aparecen cerca de la oreja del hombre o del caballo. Los bactreatos se han encontrado en Dinamarca, Suecia, Noruega y en menor número Inglaterra y otras áreas al sur de Dinamarca.4​ El austríaco Rudolf Simek, especula que estos bactreatos representan la figura de Odín, acompañado de sus cuervos, y no exclusivamente como acompañantes en el campo de batalla, sino también en su función veterinaria y sanadora del caballo.

En Suecia aparecieron unas piezas del caso de la era de Vendel (siglos VI y VII), mostrando una figura con casco y lanza, flanqueado por dos aves y se han identificado con Odín y sus cuervos.

Dos broches de la edad de hierro de Bejsebakke, norte de Dinamarca, muestran dos aves idénticas de origen germánico, que pueden representar a los cuervos. En la parte posterior de cada pájaro aparece una especie de máscara, y los pies de ambas muestran lo que parecen cabezas de animales. Las plumas también parecen cabezas de animales. El conjunto aparece como otra máscara en la espalda de las aves. Los pájaros muestras picos poderosos y colas en muestra de abanico, indicando que son cuervos. Se supone que los broches era para sujetar alguna prenda a los hombros, una vestimenta propia de la edad de hierro germánica.7​ El arqueólogo Peter Vang Petersen especula que mientras que el simbolismo de los broches está abierto a debate, la forma de los picos y las plumas de la cola confirma que son representaciones de cuervos. Petersen resalta que los «ornamentos en forma de cuervos, usados a pares, despierta los pensamientos sobre los cuervos de Odín y el culto a Odín en la edad de hierro germánica.» Petersen también resalta que Odín se asocia al disfraz y que las máscaras que aparecen sobre los cuervos pueden ser retratos de Odín.

Unos fragmentos de tapices de Oseberg, descubierto en el barco funerario vikingo de Oseberg en Noruega, cuenta con una escena que contiene dos pájaros negros que asoman sobre un caballo, posiblemente originalmente conduciendo un carro (como parte de una procesión de carros tirados por caballos sobre el tapiz). Examinando la tapicería, Anne Stine Ingstad interpreta estas aves como Huginn y Muninn volando sobre un carro cubierto que contiene una imagen de Odin, comparándolas con las imágenes de Nerthus acreditados por Tácito en el siglo I.

Durante unas excavaciones en Ribe, Dinamarca, se recuperaron unos moldes de fundición de la era vikinga, uno original y once copias idénticas. Todas representaban a unn varón con bigote equipado con un yelmo ornamentado con dos cabezas. El arqueólogo Stig Jensen especula sobre el propósito de estas ornamentaciones y podrías interpretarse como Hugin y Munin, y la figura sería el mismo Odín. Jensen resalta que imágenes vikingas similares aparecen en todas partes, desde Inglaterra hasta Rusia y, naturalmente, en el resto de Escandinavia.

Un trozo de la estela rúnica conocida como Cruz de Thorwald (una estela emplazada en Kirk Andreas en la Isla de Man), muestra a un hombre barbudo ostentando una lanza dirigida a un lobo a sus pies, el pie derecho en la boca del animal, y un gran pájaro sobre su hombro. Andy Orchard menciona que el pájaro podría ser Hugin o Munin, La rundata la ha fechado hacia 940, mientras que Pluskowski opina que pertenece al siglo XI. La imagen se interpreta como Odín, siendo devorado por el monstruoso lobo Fenrir durante los acontecimientos del Ragnarök.

En noviembre de 2009, el museo de Roskilde anuncio el descubrimiento y posterior exposición de la figura nielada encontrada en Lejre, Dinamarca, conocida como Odín de Lejre. La pieza de plata muestra a una persona sentada en un trono Hliðskjálf, los dos animales como los lobos Geri y Freki, y los dos pájaros, como los cuervos Hugin y Munin.

Si deseas saber mas sobre este tema, escríbenos en nuestras redes sociales para que puedas aprender mas sobre este bello mundo místico, aqui nos puedes encontrar:

Clic aqui para ir a Hechiceros y Alta Magia Oficial

Clic aqui para ir a Grupo Facebook Hechiceros y Alta Magia Oficial

Clic aqui para ir a nuestra comunidad de Google +