El hallazgo tuvo lugar en la ladera de la árida colina de Dra Abu el Naga, en Luxor, muy conocida por sus tumbas y sus templos antiguos. El antiguo tesoro, que pertenecía a un noble faraónico, cubre un espacio de 450 metros cuadrados, que incluye un enorme patio y coloridas baldosas.

“Es la mayor tumba ‘saff’ descubierta en la necrópolis tebana (…) el hallazgo permite cambiar el mapa histórico y arqueológico del enclave y proporcionar una nueva comprensión de la arquitectura y el diseño de las tumbas individuales de Dra Abu el Naga”, indicó Mustafa el Waziri, secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades del país heleno, citado el viernes por El Mundo.

Una tumba “saff” (“hilera”, en árabe) es un tipo de enterramiento horadado en la roca que se popularizó en la zona tebana, desde Dendera hasta Gebelein, desde el primer período intermedio hasta la dinastía XI.

Las entrañas del enterramiento, localizadas tras retirar los escombros acumulados por misiones extranjeras desde hace más de dos siglos, están decoradas con escenas que muestran al finado ante los dioses y arrojan luz sobre los quehaceres diarios. Los muros acogen dibujos de la fabricación de embarcaciones de madera y actividades cotidianas como la pesca y la caza.

Fuente de imformación: www.hispantv.com