Una bola de cristal es una bola de vidrio o de cristal que es utilizada como un instrumento para la clarividencia. Una práctica alternativa, también utilizada en la adivinación, es el uso de una copa de cristal transparente y redonda llena de agua. Las tribus célticas -que se sabe- habitaban la isla de Gran Bretaña desde 2.000 a. C., fueron unificadas por los druidas, los cuales fueron uno de los primeros grupos que usaron cristales en la adivinación. Es interesante notar que la religión druídica tenía semejanzas con la religión megalítica de la antigua Gran Bretaña, por lo que es posible que de ellos haya venido el uso de este tipo de adivinación.

Más tarde, durante el Medioevo en la Europa Central (500 – 1500), videntes, magos, hechiceros, médiums, gitanos, adivinos y todos los demás adivinadores también usaron cristales para «ver» el pasado, el presente o el futuro. El berilo, debido a su naturaleza transparente, fue a menudo usado en los procesos adivinatorios.

Los montañeses escoceses llamaron a estos objetos «piedras de energía». Y aunque las primeras bolas de cristal fueron hechas de berilo, este material fue sustituido más tarde por el cristal de roca, una roca aún más hialina El doctor John Dee (1527 – 1608 o 1609) célebre matemático, astrónomo, astrólogo, geógrafo y consultor británico de la reina Isabel I dedicó buena parte de su vida a la alquimia, la adivinación y a la filosofía hermética; y fue, asimismo, conocido por su uso de bolas de cristal en su trabajo. Aunque este oráculo de adivinación, el más antiguo y practicado en todo el mundo, parezca muy complejo, no lo es, bastará para practicarlo, buena disposición y paciencia.

Los espejos son un símbolo del conocimiento y la verdad; desde su invención han cautivado a la Humanidad por su mágica capacidad para reproducir lo que está a su alrededor. Los primeros espejos conocidos fueron los estanques de tranquilas aguas cristalinas en los que se reflejaban los hombres primitivos, despertando en sus mentes elementales un simbolismo extremadamente rico que todavía perdura en la imaginación actual. Numerosos mitos y leyendas ofrecen testimonio de la poderosa influencia que ejerce sobre la imaginación este objeto capaz de reproducir imágenes. Además desde la antigüedad aparecen vinculados al mundo femenino, lo lunar y misterioso; no por casualidad se denomina “luna” a la superficie del espejo. Los antiguos romanos creían que los espejos habían nacido en Persia, donde los magos los utilizaban para la adivinación. Los primeros espejos se fabricaron en metales pulidos, pues el espejo de cristal no aparece sino hasta el siglo XVIII. Rápidamente los espejos despertaron mitos y supersticiones, como la creencia en siete años de mala suerte si se rompe un espejo, aunque por suerte aparecieron también los antídotos para aliviar el maleficio.

Esta capacidad para duplicar la realidad posicionó también a los espejos como un medio de acceso a la magia, lo oculto y lo sobrenatural; la adivinación por espejos, llamada “cristalomancia”, era practicada desde antiguo y adoptó formas sofisticadas. Dentro de las artes adivinatorias, el espejo ocupa un lugar preponderante. Mirar fijamente en uno permite supuestamente obtener visiones de los guías espirituales y ayuda para conseguir una visión áurica, es decir, la habilidad para ver el aura de los demás. Ahora bien, los espejos pueden ser de gran utilidad como precursores de la bola de cristal, si queremos aprender a visualizar. Para ello realizaremos un sencillo ejercicio con un espejo de tamaño tal, que nos permita visionar al menos la mitad del cuerpo y dos velas encendidas a ambos lados. Nos situaremos sentados frente al espejo y dejaremos la mente en blanco. Seguidamente comenzaremos a fijar la mirada en cada una de nuestras partes del cuerpo, hasta llegar a la cabeza y dejar la vista clavada en nuestros ojos. Una vez allí, veremos algún simbolismo extraño que quizá se escape a nuestra comprensión, lo cual no debe preocuparnos, ya que estamos en una fase de aprender a visualizar, no de interpretar lo que vemos. Debemos hacer estos ejercicios por un espacio de 30 minutos diariamente durante al menos una semana antes de empezar a utilizar la bola de cristal.

Si deseas saber mas sobre este tema, escríbenos en nuestras redes sociales para que puedas aprender mas sobre este bello mundo místico, aqui nos puedes encontrar:

Clic aqui para ir a Hechiceros y Alta Magia Oficial

Clic aqui para ir a Grupo Facebook Hechiceros y Alta Magia Oficial

Clic aqui para ir a nuestra comunidad de Google +